Sin categorizar

¡Oh tierra, antes y ahora, siempre fecunda y bella! Rosalía de Castro

Imagen aérea de los viñedos de nuestra bodega.

En marzo las viñas aún aletargadas y en estado de reposo invernal comienzan a despertar. Es un mes de trasiego, su despertar invita cada día a la observación.

Arrancan las labores de cultivo para lograr el acomodo perfecto de cada cepa. Vigilar la perfecta aireación de las viñas,  y revisar su desarrollo,  será nuestro desvelo en los próximos días.

Ilusionante, viene una nueva cosecha. Ánimo

 

Regresar a la lista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.