Imagen aérea de los viñedos de nuestra bodega.

En marzo las viñas aún aletargadas y en estado de reposo invernal comienzan a despertar. Es un mes de trasiego, su despertar invita cada día a la observación.

Arrancan las labores de cultivo para lograr el acomodo perfecto de cada cepa. Vigilar la perfecta aireación de las viñas,  y revisar su desarrollo,  será nuestro desvelo en los próximos días.

Ilusionante, viene una nueva cosecha. Ánimo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú